Saltar al contenido
Articulo Medico

Venta suplementos medicinales y dieteticos

¿Qué son los suplementos dietéticos?

Los suplementos dietéticos son vitaminas, minerales, hierbas y muchos otros productos. Pueden venir en forma de píldoras, cápsulas, polvos, bebidas y barritas energéticas. Los suplementos no tienen que pasar por las pruebas que hacen los medicamentos.

Algunos suplementos pueden jugar un papel importante en la salud. Por ejemplo, el calcio y la vitamina D son importantes para mantener los huesos fuertes. Las mujeres embarazadas pueden tomar la vitamina ácido fólico para prevenir ciertos defectos de nacimiento en sus bebés.

Tomar un suplemento de la forma más segura posible.

Informe a su proveedor de atención médica sobre cualquier suplemento dietético que use

  • No tome una dosis mayor de la recomendada en la etiqueta.
  • Consulte con su proveedor de atención médica sobre los suplementos que toma si va a someterse a algún tipo de cirugía
  • Lea información confiable sobre el suplemento

En los Estados Unidos, los suplementos dietéticos son sustancias que usted come o bebe. Pueden ser vitaminas, minerales, hierbas u otras plantas, aminoácidos (los componentes individuales de las proteínas) o partes de estas sustancias. Pueden estar en forma de píldora, cápsula, tableta o líquido. Complementan (agregan) la dieta y no deben considerarse un sustituto de los alimentos.

Los suplementos dietéticos están ampliamente disponibles en los Estados Unidos en tiendas naturistas, supermercados, farmacias, en Internet y por correo. Las personas comúnmente los toman por razones relacionadas con la salud. Los suplementos dietéticos comunes incluyen vitaminas y minerales (como la vitamina C o un multivitamínico), productos botánicos (hierbas y productos vegetales, como la hierba de San Juan) y sustancias que provienen de una fuente natural (como los ácidos grasos omega-3).

Los fabricantes de suplementos dietéticos y suplemento vitaminico para adultos no pueden decir legalmente que los suplementos dietéticos pueden diagnosticar, curar, tratar o prevenir enfermedades. Pero pueden decir que contribuyen al mantenimiento de la salud y al bienestar.

Las personas han usado los ingredientes activos en suplementos dietéticos durante miles de años para ayudar a la salud y tratar enfermedades. A veces, esos suplementos son la base de algunos de los medicamentos comunes de hoy. Por ejemplo, las personas han usado té de corteza de sauce durante siglos para aliviar la fiebre. Las compañías farmacéuticas finalmente identificaron el químico en la corteza de sauce que aliviaba la fiebre y usaron ese conocimiento para producir aspirina.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) no regula los suplementos dietéticos de la misma manera que regula la medicina. Se puede vender un suplemento dietético sin investigar qué tan bien funciona.

¿Para qué se usan los suplementos dietéticos?

Las personas usan suplementos dietéticos para muchas afecciones de salud.

Históricamente, las personas han usado medicamentos herbales para prevenir enfermedades, curar infecciones, aliviar la fiebre y curar heridas. Las hierbas medicinales también pueden tratar el estreñimiento, aliviar el dolor o actuar como relajantes o estimulantes. La investigación sobre algunas hierbas y productos vegetales ha demostrado que pueden tener algunos de los mismos efectos que las medicinas convencionales, mientras que otros pueden no tener ningún efecto o ser dañinos.

Los investigadores han estudiado algunos productos naturales y los han encontrado útiles. Los ácidos grasos Omega-3, por ejemplo, pueden ayudar a reducir los niveles de triglicéridos.

Los investigadores han descubierto que algunos suplementos no ayudan a prevenir o tratar ciertos problemas de salud. Por ejemplo, el betacaroteno y la vitamina E no reducen el riesgo de enfermedad cardíaca o ataque cardíaco.

¿Son seguros los suplementos dietéticos?

No todas las hierbas y suplementos son seguros. Si no está seguro sobre la seguridad de un suplemento o hierba, hable con su médico, farmacéutico o dietista.

Siempre informe a su médico si está usando un suplemento dietético o si está pensando en combinar un suplemento dietético con su tratamiento médico convencional. Puede que no sea seguro renunciar a su tratamiento médico convencional y depender solo de un suplemento dietético. Esto es especialmente importante para las mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Cuando use suplementos dietéticos, tenga en cuenta lo siguiente.

Al igual que los medicamentos convencionales, los suplementos dietéticos pueden causar efectos secundarios, desencadenar reacciones alérgicas o interactuar con medicamentos recetados y de venta libre u otros suplementos que pueda estar tomando. Un efecto secundario o interacción con otro medicamento o suplemento puede empeorar otras condiciones de salud.

La forma en que se fabrican los suplementos dietéticos puede no estar estandarizada. Debido a esto, qué tan bien funcionan o los efectos secundarios que causan pueden diferir entre marcas o incluso dentro de diferentes lotes de la misma marca. Es posible que la forma de suplemento que compre en tiendas de alimentos o supermercados no sea la misma que la utilizada en la investigación.

Aparte de las vitaminas y minerales, se desconocen los efectos a largo plazo de la mayoría de los suplementos dietéticos.

Ir a la barra de herramientas